café chica

Un estudio reciente revela que el consumo de café a largo plazo reduce la calidad del sueño en la vida anciana. La cantidad perjudicial sería más de 60 tazas al año

Pasar de 60 tazas de café al año durante un largo periodo de tiempo reduce la calidad del sueño en la tercera edad, según revela un estudio coreano. Los investigadores han observado el comportamiento de la glándula pineal del cerebro, encargada de la modulación de los patrones del sueño. Al parecer, la cafeína reduce el tamaño de esta glándula y la vuelve menos efectiva con el paso del tiempo.

La consecuencia de que la glándula pineal pierda volumen es que segrega menos melatonina, un compuesto derivado de la serotonina, que interviene en el proceso del sueño. Esto puede hacer más difícil dormir, además de afectar a la calidad del descanso.

El café disminuye el volumen de la glándula pineal, encargada del sueño

Los médicos han descubierto que los grandes consumidores de café son los que tienen el volumen de la glándula pineal más reducido.

Los expertos han contado con la participación de 162 hombres y mujeres de la tercera edad y les entrevistaron sobre la cantidad de café que han consumido en su vida de manera habitual.

Los resultados del estudio indican que el 20% del grupo consumía de media más de 60 tazas de café por año, y que, era este porcentaje justo el que más problemas tenía para conciliar el sueño.

Nuestros hallazgos sugieren que un alto consumo de café durante toda la vida puede reducir la VPP, y que esta reducción en la VPP (volumen de parénquima pineal) puede afectar la calidad del sueño en la vejez.